Tu talento oculto – Cosas de la CEO | Hiwook, Empleo sin Sesgos

Una de mis buenas amigas me dijo hace poco que era una judoca (practicante de Judo) cinturón segundo DAN. ¡Qué sorpresa! No tenía ni remota idea. Otra amiga es una bailarina de sevillanas de tomo y lomo, y mi hijo mayor puede debatir (y de hecho lo hace) con expertos nacionales en NBA, de tú a tú y sin despeinarse.

Hay mucho talento por el mundo y no todo se ve a primera vista.

Incluso en temas profesionales, el talento oculto es más habitual que el talento “visible”. En el mundo actual, hiperconectado y sobresaturado de información, somos muchos los que hemos encontrado “lo que de verdad nos gusta” a una edad que muchos considerarían como… demasiado adulta, por decir algo.

 

Nuevas tendencias

Quedó muy atrás aquella época en la que se decidía antes de los 20 lo que ibas a hacer el resto de la vida. Ahora las personas aprendemos continuamente de las más diversas fuentes: libros, vídeos, cursos, conferencias, mentores, colegas, podcast… Se me explota la cabeza cada vez que pienso en las fuentes infinitas de conocimiento que tenemos al alcance de la mano y que nos abren nuevos universos que no podríamos ni soñar.

Este conocimiento compartido y al alcance, junto a la longevidad y a la gran calidad de vida, hace que nos sintamos jóvenes a todas las edades. Da igual si alguien tiene 20, otro tiene 30 y el de más allá 50. Si les preguntas, todos se sentirán vitales, llenos de ilusión y de ganas de aprender. Y eso es buenísmo!

¿Pero qué pasa cuando esos conocimientos adquiridos de forma “no reglada” no se pueden poner en un papel para demostrar que los tienes?

¿Qué pasa con ellos? ¿Es como si no los tuvieras? ¿Es como si sólo importase lo que tienes por escrito y con la firma del Rey?

Creo realmente que el CV es una fuente de malosentendidos entre las personas. El que escribe, no es capaz de escribir de verdad lo que querría transmitir en unos pocos párrafos. El que lo lee, deja libre su imaginación para inferir qué es lo que será capaz de hacer la persona que lo ha escrito.

 

Me parece realmente imposible que los heurísticos (atajos cognitivos) y los sesgos no campen a sus anchas a la hora de sacar conclusiones de tan poca información. Es imposible eliminar los heurísticos y los sesgos porque nuestro cerebro está preparado para utilizarlos en caso de toma de decisiones basadas en pocos datos.

No me cansaré de decir y de repetir lo que llevo viendo durante los más de 10 años que llevo trabajando en el sector tecnológico: el talento TIC es como un iceberg: el 10 % de los perfiles que sobresalen por encima del agua son aquellos que tienen el “CV perfecto” y que, en la búsqueda de palabras clave, hacen un encaje a la primera. Son esos “Ingenieros con 4 años de experiencia” que se suelen ver en la descripción del las vacantes y que son acribillados a ofertas de trabajo cada vez más jugosas.

Mientras, el 90% del talento tecnológico y digital está debajo del agua, sin visibilidad alguna. En la oscuridad profunda, intentando buscar un hueco por salir a la luz y demostrar todo lo que es capaz de hacer.

En Hiwook queremos dar igualdad de oportunidades a ese talento oculto. Sin Sesgos. Sin CV.

 

¿Qué opinas? ¿Crees que hay talento oculto más allá del CV?

¡Ayúdanos compartiendo esta publicación!

>