Teletrabajo, un movimiento que se aceleró en tiempos del coronavirus.

Hiwook es una empresa con operaciones 100% en remoto. Tenemos experiencia teletrabajando, por lo que te compartimos varios trucos para saber cómo afrontar el teletrabajo en estos días de confinamiento por el Covid-19

“No me concentro”

Carlos se enfrenta a un reto que hace un mes ni siquiera se pasaba por su mente: TELETRABAJAR. A priori una actividad que parece muy fácil, pero que, si no se le da la importancia que tiene puede complicarse.

Carlos no es el único que se encuentra en esta situación. De hecho, muchas personas ahora mismo se están enfrentando al reto de aprender a teletrabajar de la noche a la mañana. 

¡Sí, para ayer!

Porque debido a la crisis sanitaria que vivimos como consecuencia del Coronavirus, diferentes empresas se vieron en la obligación de enviar a sus trabajadores a casa. 

Esta situación genera gran estrés al tener que enfrentarse a un cambio total de rutina, y además, aprender nuevos hábitos de trabajo. Realmente es muy diferente trabajar en la oficina donde tenemos todos los elementos laborales a la mano, a trabajar en casa, donde no tienes la presión física de tu jefe y estás rodeado de diferentes elementos que te pueden distraer. 

Como ya sabes, Hiwook es una empresa comprometida con la diversidad, la innovación y el medio ambiente, por eso todo nuestro equipo teletrabaja.

Así es, TODO EL EQUIPO se conecta en remoto.

Consejo 1: Establece una rutina flexible

Seguramente antes de estar en tu casa, llevabas a cabo una rutina para ir al trabajo. No tienes por qué abandonarla. Al contrario, debes seguir la rutina de establecer horarios para tu actividad laboral y horarios para las labores de la casa, que una no se mezcle con la otra.

Pero, tampoco debes volverte inflexible, ya que la inflexibilidad te lleva a tener una sensación de fastidio sobre la rutina que llevas. 

Esto te ayudará a tener un tiempo de efectivo de trabajo sin distracciones y a no aumentar la sensación de caos por la falta de horarios o de horas efectivas para llevar a cabo tus actividades.

Consejo 2: No te quedes en pijama.


Aunque parezca una razón superficial...

Cambiarte de ropa es significativo para tu cerebro, porque le ayuda a ponerse en “modo trabajo” y dejar de lado el “modo descanso” 

Así que procura cambiarte de ropa, guardar el pijama y trabajar con algo que te haga sentir có[email protected], pero también que no estas en horario de descanso. 


Consejo 3: Ubica un espacio tranquilo para trabajar desde casa.


Es difícil concentrarse en el trabajo, con personas pasando detrás, preguntando que hacemos o que están conversando sobre un tema. 

Para ello lo más adecuado es ubicar un espacio tranquilo de la vivienda para colocar tu laptop y una silla cómoda que te permita desarrollar tus actividades con la menor cantidad de agentes distractores posibles. 

Si tienes hijos, es mejor ubicarse en un espacio donde los puedas visualizar, de esta manera no tendrás la preocupación de levantarte cada cierto tiempo para conocer qué están haciendo. 

Consejo 4: ¿Qué hacer cuando tengo hijos?


Cuando tienes pequeños en casa, las actividades se vuelven más difícil de completar porque pueden ser considerados como una distracción. Bueno... esto no es así del todo.

Debes conocer qué gustos tienen los pequeños, y organizarse en función de ello:

Por ejemplo en tus horarios de trabajo, puedes ponerles a jugar mientras trabajas, en sitios cercanos a ti.

Así, ellos estarán distraídos en su juego y tú tendrás tiempo para trabajar mientras los supervisas de cerca. 

También debes tener provisiones de comida o de meriendas de fácil acceso. Por supuesto, adaptadas a la edad de cada niño.

Esto permite que cuando tengan hambre no tengas que invertir mucho tiempo en brindarles una rica merienda.

Procura prepararla durante la noche o temprano en la mañana y guardarla en lugares a los que tengan acceso seguro.

Consejo 5: No te vuelvas un ermitaño ni tampoco un super star 

Un error frecuente es que no sabemos medir el nivel de comunicación con el equipo y compañeros de trabajo. 

Entonces, con algunos conversamos cada cinco minutos por chat, y con otros una vez cada cuaresma, ESTO NO DEBE SER. 

¿Por qué? 

Porque el conversar cada cinco minutos con el mejor compis de la oficina sólo ayudará a que te distraigas de las labores con el móvil, o con otros temas, que de pronto no son de interés. 

Y conversar cada cuaresma con compañeros que necesitas tener comunicación constante, por los proyectos o actividades que ambos desarrollan, solo llevará a que cada quien valla por su cuenta y no consigan los objetivos. 

¿Qué debemos hacer?

Planificar reuniones diarias por zoom, skype, hangouts, u otro medio donde se encuentren todos los compañeros y conversen sobre las actividades y metas del día, se soliciten ayuda si se encuentran estancados y luego sigan avanzando. 

Estas reuniones deben ser cortas, no deben llevar tanto tiempo entre ellas, pero sus resultados son positivos porque hace que fluya la comunicación, y en consecuencia las actividades.

Esperamos que estos consejos sean de tu ayuda para el teletrabajo en tiempos de coronavirus, y que sigas desarrollando tus actividades con mucho éxito.

Si quieres más consejos escríbenos.

Un abrazo 🙂


¿Te enfrentas al reto de hacer selección en remoto? Conoce Hiwook y mira como podemos ayudarte 🙂
>
×

Hola!

¿Cómo podemos ayudarte?

× ¿Cómo puedo ayudarte?