¿Por qué se van/renuncian los empleados Talentosos?

La gestión de talento humano dentro de una organización es quizás uno de los puntos cruciales para el éxito empresarial. Encontrar profesionales talentosos que aporten crecimiento a la compañía puede ser un reto, pero más allá del arduo proceso de reclutamiento, lograr retener a los empleados más brillantes en nuestro equipo, es también un desafío.

El talento profesional excepcional es escaso y los reclutadores deben saber captar y, sin duda, retener a este valioso activo para la organización. Debido a esta carencia, no sorprende que los mejores talentos tengan alta demanda, y por lo tanto abandonen las empresas cuando surgen mejores propuestas o retos profesionales.

Casi nunca hay una sola razón para que un buen empleado renuncie, generalmente es una combinación de factores que pesan en sus mentes e impactan en su decisión de renunciar con el tiempo. Sin embargo, existen algunas razones comunes que pueden motivar a que los mejores profesionales abandonen la organización en que trabajan.

10 razones comunes por las que renuncian los mejores empleados

Los motivos que ocasionan que el personal altamente calificado renuncie son muchos y dependen de factores personales y profesionales. Por lo general, no existe una razón única, se trata de una combinación de factores que eventualmente derivan en el abandono su cargo. Estas son algunas de las razones más comunes:

1- Falta de confianza y autonomía

Cuando no existe una relación de confianza entre los diferentes niveles de la organización (empleados, líderes de equipo y CEO), es común que surjan dificultades en el desempeño de las tareas de cada uno. El exceso de supervisión, la falta de confianza, el constante cuestionamiento de sus decisiones y exigir la consulta de cada decisión que se toma, son acciones que deterioran el clima laboral.

Los buenos empleados no quieren trabajar en un ambiente donde el liderazgo no confía en ellos y donde no pueden demostrar sus capacidades. Tu trabajo como líder es confiar y guiar a tu equipo, apoyarlos en sus roles y dejarlos brillar.

2- No ser apreciado o reconocido

El aprecio y reconocimiento suelen ser los factores determinantes para que un empleado renuncie. Esto incluye factores como: malos salarios, no recibir retroalimentación y críticas positivas, no ser fiel a los compromisos, compensaciones injustas, cambios de planificación inesperados, sugerencias ignoradas, entre otros.

Todos estos elementos crean un ambiente tóxico, donde se pierde la confianza y el profesional no se siente valorado. Como líderes, es necesario exigir, pero también se debe reconocer y premiar el trabajo bien hecho.

3- Falta de respeto

El respeto puede incluir cómo son tratados por los gerentes y compañeros de trabajo, o los tipos de tareas y proyectos que reciben para trabajar. Cuando las personas indican que dejaron un trabajo porque no les pagaron lo suficiente, normalmente significa que la empresa no respetó su trabajo y sus capacidades lo suficiente como para compensarlos adecuadamente.

Si las habilidades de un empleado no son lo suficientemente respetadas como para recibir una compensación adecuada o no se les otorgan proyectos que desafían y retan sus habilidades y destrezas, se irán. Si son maltratados por otros dentro de la empresa, es por falta de respeto.

4- Pocas oportunidades de crecimiento

Los mejores profesionales son personas con altas aspiraciones y que buscan crecer en sus carreras. Cuando un buen empleado percibe que no tiene oportunidades de crecer dentro de la organización – esto incluye ascensos, aumentos, promociones – siente que se está estancando en un lugar y opta por buscar nuevos retos.

Mostrar a un candidato que la empresa está invirtiendo en su crecimiento le permitirá ver un futuro potencial con la organización y proporcionar una sensación de seguridad laboral futura. Sin estos esfuerzos, las empresas seguirán perdiendo buenos empleados frente a sus competidores.

5- Mala gerencia y falta de liderazgo

Los empleados de alto rendimiento a menudo dejan una empresa debido a la frustración con su supervisor directo. Desafortunadamente, un mal administrador puede ocasionar que los buenos empleados renuncien. Por lo general, esta frustración está enraizada en los desacuerdos sobre la filosofía de trabajo, la falta de recursos, la falta de desarrollo profesional o la falta de oportunidades para ascender en la organización.

Por eso es tan importante que los líderes del equipo reconozcan qué motiva a cada uno de los miembros de su equipo como individuos, y adapten su estilo de gestión de acuerdo con la garantía de que cada persona del equipo se mantenga involucrado y se le proporcionarán los desafíos y la oportunidad suficientes para mantenerlos activos.

6- Falta de comunicación

El solo hecho de que un buen empleado abandone la empresa, indica que existe un problema de comunicación. Un ambiente hostil y pobre comunicación, disminuyen la motivación y el rendimiento de los empleados, porque impide desarrollar relaciones interpersonales sanas.

7- Estrés y sobre exigencia

Los profesionales talentosos quieren sentirse retados e impulsados en su crecimiento, pero existe un límite que se sobrepasa cuando un empleado muy productivo, es bombardeado y sobrecargado de tareas.

Es fácil, sin querer, hacer trabajar en exceso a los buenos empleados porque, obviamente, son buenos en lo que hacen. El exceso de trabajo de cualquier empleado puede ser contraproducente porque puede llevar a un trabajo ineficiente. Si deseas aumentar la carga de trabajo de un buen empleado, hay que pensar en ofrecer promociones o aumentos también. Otra razón por la que los buenos empleados renuncian, es cuando no se recompensa el buen trabajo que hacen.

8- Falta de apoyo

Los buenos empleados suelen querer operar en un entorno de alto rendimiento. Cuando sienten que los compañeros de trabajo los están arrastrando hacia abajo, o que la gerencia no los está apoyando, hay una sensación de estancamiento y posiblemente de frustración que conduce a la inevitable renuncia.

9- Balance vida – trabajo

Otra de las razones más comunes para abandonar un empleo, es el equilibrio trabajo-vida. Muchos empleadores no son conscientes de esto porque no es algo que los empleados quieran admitir. La gente quiere más tiempo con sus familias y evitar el agotamiento. Las nuevas empresas son notoriamente malas acerca de esperar que los empleados trabajen sin parar y durante los fines de semana sin vacaciones. No es razonable esperar que los empleados mantengan ese tipo de ritmo a largo plazo.

10- Ambiente laboral tóxico o falta de motivación

En algunos casos, la atmosfera negativa de trabajo y el no sentirse motivados e inspirados es una razón para dejar la empresa. El estrés, tareas repetitivas, falta de retos y una cultura corporativa tóxica, son los principales motivos que hacen que buenos empleados renuncien.

¿Cómo afecta a la compañía perder profesionales talentosos?

Contar con los mejores trabajadores redunda en mayores beneficios, impulsa el crecimiento y es el principal activo de la compañía. La pérdida del capital humano es una situación que complica la productividad de las organizaciones, ya que toma mucho tiempo reclutar, entrenar, capacitar y desarrollar al personal necesario para llenar una determinada vacante.

Además, el proceso y la curva de aprendizaje son muy molestos, no solo para el nuevo integrante de la organización, sino también para las personas relacionadas a las funciones que debe desempeñar, especialmente quienes dependan de estas funciones. Cuando el equipo de trabajo se quiebra, la productividad se verá afectada hasta que se logre recuperar la compenetración y el nivel de trabajo de todos los miembros.

Si bien es normal que los profesionales talentosos tengan una alta rotación laboral, la incapacidad de retener al personal demuestra fallas en la gestión de la organización. Cuando hay una fuga constante de talento, es necesario revisar la propuesta de valor que como empresa se ofrece y analizar en qué está fallando la cultura y el clima organizacional.

¿Cómo retener al mejor talento humano?

Los profesionales más talentosos siempre se sentirán atraídos por trabajar en un lugar que represente un reto a sus capacidades, que les permita crecer, los valore y que contribuya a su crecimiento personal. Existen muchas estrategias que se pueden implementar para ayudar a crear un ambiente laboral agradable, motivador y retador, estas son algunas de ellas:

1- Employer branding

Una de las claves para captar y retener el talento, consiste en construir una “marca” que destaque a la empresa como un buen lugar para trabajar. Para hacerlo, la compañía debe desarrollar una cultura organizacional sólida que la diferencie del resto, y alinear su imagen externa con la interna, generando valores comunes y un sólido sentido de pertenencia.

2- Buen clima laboral

Según algunos expertos en reclutamiento de talento humano, el ambiente de trabajo es un factor vital y, por ende, decisivo a la hora de que los empleados decidan quedarse o abandonar una organización. Esto sucede debido a que las personas buscan, cada vez más, un contexto en el que puedan entablar relaciones sociales y a la vez, lograr sus objetivos profesionales.

3- Crecimiento profesional

Para retener talento, es fundamental mantener a esos profesionales destacados satisfechos con su puesto de trabajo, garantizándoles que tendrán la posibilidad de ascender en sus cargos y obtener nuevos retos.

4- Incentivos personalizados

Las compensaciones e incentivos son un buen estímulo para retribuir la eficiencia en el trabajo. Sin embargo, no basta con otorgar beneficios de ley o compensaciones genéricas, siempre es una buena idea ofrecer incentivos personalizados que estén acordes a las necesidades e intereses de cada trabajador.

5- Beneficios personales y responsabilidad social

Implementar políticas orientadas a mejorar la calidad de vida del personal y oportunidades de contribuir a la responsabilidad social corporativa, son excelentes estrategias para motivar a los empleados. Incentivos como mayor flexibilidad horaria, permitir a los empleados asistir a los eventos escolares de sus hijos o bien instaurar planes de apoyo familiar, guarderías para niños, y una cultura en higiene y salud, incrementará el compromiso y los trabajadores tendrán un balance positivo entre el trabajo y su vida personal.

6- Retos y crecimiento

Promover la creación de proyectos innovadores impulsados por el personal y favorecer su crecimiento profesional al desarrollar sus capacidades, contribuye a mantener el interés y la motivación de los empleados.

7- Comunicación

Un empleado se sentirá integrado en la medida en que sienta que sus ideas, opiniones y sugerencias son tomadas en consideración. Favorecer la comunicación abierta, honesta y bidireccional, ayuda a sentido de pertenencia y compromiso para contribuir activamente al cumplimiento las metas de la organización.

8- Capacitación

Los empleados talentosos requieren de constantes retos para progresar y es importante que la empresa facilite las herramientas necesarias para su evolución y crecimiento profesional. Esto puede incluir ofrecer talleres, asistir a conferencias u ofrecer programas de capacitación.

Como hemos visto, una organización que quiera atraer y mantener al mejor talento en sus filas, debe combinar en su propuesta de valor, factores como: oportunidades de desarrollo, balance entre vida laboral y familiar, un ambiente estimulante y una cultura corporativa sólida.

Al potencializar estos elementos se consiguen mayores ventajas competitivas para ser considerado el mejor lugar para trabajar y el talento humano capacitado permanecerá por más tiempo, aportando sus capacidades al crecimiento de la empresa. Si te pareció interesante esta información, déjanos saber ¿Qué estrategias utilizas como líder de talento humano, para evitar la fuga de personal?

¿Quieres probar Hiwook GRATIS?

Te ofrecemos un tour y una asesoría completa para que logres acceder a esos profesionales talentosos ocultos que tanto buscas, totalmente gratis y sin compromisos

>