Cosas de la CEO #16: Adictos a las recompensas sociales

¿Somos adictos a las recompensas? Sí, absolutamente.

Nuestro cerebro libera dopamina cada vez que sentimos un estímulo gratificante. El objetivo es que volvamos a hacer lo mismo para volver a tener la gratificación. Llevado al extremo, estamos hablando de una adición.

Hay muchas actividades adictivas. Sexo, alcohol, tabaco, velocidad… Pero ninguna es tan poderosa como la aprobación social. ¿Por qué? Porque el estar rodeados de otras personas que nos apoyan siempre ha sido el mejor predictor de supervivencia humana.

Dado que los seres vivos existimos, básicamente, para seguir existiendo, el tener las herramientas adecuadas nos deja más cerca de ese objetivo: tardar el máximo tiempo en morir y, ya como guinda, pasarlo lo mejor posible en ese tiempo

La sonrisa, la mirada franca, una caricia, una palabra con un tono amigo…son lo más adictivo que hay, pues son la confirmación de que estamos haciendo lo adecuado para asegurar nuestra probabilidad de existencia: tener a otros seres humanos a nuestro lado que nos echarán una mano si un oso se acerca o si nos quedamos atrapados en una zanja.

En el mundo de hoy donde el animal más grande que te encuentras es un labrador de ojos cariñosos y donde el suelo es tan liso que podrías ir de rodillas sin sangrar, las recompensas sociales siguen haciendo su tarea y haciéndonos segregar dopamina a borbotones.

Incluso hemos inventado, como sociedad, los concursos, los premios, los medios de comunicación y las redes sociales para amplificar aún más el efecto del apoyo social.

Esta semana lo he sabido bien de primera mano. La Fundación Transforma España le ha dado a Hiwook el Primer Premio  en el IV Talent Summit que han organizado.

Es domingo y aún tengo resaca del chute de dopamina que he vivido en los últimos días. ¿Cuánto habrá condicionado esta borrachera de neurotransmisores mi comportamiento de esa semana? ¿Hasta adónde va a condicionar esto mi comportamiento futuro?¿Quedará mi sistema de recompensa condicionado para siempre?

Esperaré a responder a estas preguntas después de la desintoxicación.

>