El ODS #8

ODS #8: Trabajo decente y crecimiento económico

 

Entre los 17 ODS propuestos por el PNDU, el número 8 es el que se propone universalizar el acceso a trabajo decente y la posibilidad de crecimiento económico. Desde la década de 1990, se han triplicado la cantidad de trabajadores que ya no viven en condiciones de pobreza extrema, sin embargo, esta cifra apenas llega a un 34%, lo cual sigue siendo muy poco.

Hay mucho que hacer todavía para mejorar las condiciones de trabajo en todo el mundo. Para lograrlo, se necesitan implementar avances tecnológicos y acceso a la capacitación constante para que todos puedan desarrollar sus talentos y acceder a mejor trabajo con un mejor pago. También se debe incentivar a los gobiernos a implementar políticas laborales más justas. Otro objetivo de gran importancia es eliminar el trabajo forzando, la esclavitud y el tráfico humano.

 

Algunas estadísticas:

 

  • En 2018 las estadísticas de la OIT revelaron que había 174 millones de desempleados en todo el mundo. esto significa 5,1% de toda la población. Esta estadística representa un crecimiento de un 5% en el empleo, sin embargo sigue siendo una cifra muy baja.
  • El desempleo entre los jóvenes es una de las cifras más preocupantes. El porcentaje de desempleo entre jóvenes menores de 25 años ha alcanzado el 13%, el triple en comparación con adultos.
  • Los últimos relevamientos de la OIT han revelado que existen unos 300 millones de trabajadores en todo el mundo que todavía se encuentran sumidos en la pobreza extrema, viviendo con menos de dos dólares al día. En los próximos 15 años habrá que generar unos 470 millones de puestos de empleo para poder captar toda la mano de obra que irá surgiendo.
  • Un 71% de la población mundial carece de seguridad social o apenas está parcialmente protegido.
  • Uno de los objetivos más importante a lograr es la paridad de género en el ámbito laboral. Según un estudio realizado por la Universidad de Harvard, si se logra igualar el número de hombres y mujeres en la fuerza de trabajo, se podrían sumar unos 28 billones de dólares a la economía global para el año 2025.
>